La Segunda Guerra Mundial II. La victoria de los aliados - Henri Michel - Akal
Sembrando futuro

Detalle del libro

titulo del libro

La Segunda Guerra Mundial II. La victoria de los aliados

9,95 € Comprar

Henri Michel

Editorial
Akal
Colección
Pueblos y civilizaciones
Materia
Contemporánea
ISBN
978-84-7600-585-9
Dimensiones
14.5x23
N.° páginas
464
Año edición
1991
Precio sin IVA
9,57 €
Código
2278

Sinopsis

A partir de 1943, parece como si la guerra dudara en elegir su camino: la Wehrmacht ha empezado a retroceder, pero se siguen librando mortíferos combates a miles de kilómetros del territorio alemán. Japón, aunque no ha logrado ampliar sus conquistas, se mantiene fuera del alcance en su archipiélago y puede explotar libremente la “Gran Asia”. Junto a ellos, de los tres socios del Eje, Italia ha mostrado ser el más frágil. En el bando aliado, la URSS ha realizado una extraordinaria recuperación; sus éxitos han valido al Ejército Rojo la admiración de los habitantes de los países ocupados. Gran Bretaña, por su parte, ha salido felizmente de la dramática situación en que le había colocado su aislamiento tras la derrota de Francia, pero su esfuerzo llega a sus límites, y sólo puede aumentarlo con la ayuda americana. Y ya a finales de 1942 los EEUU entran en la guerra. Hasta ahora la lucha se ha desarrollado esencialmente en tierra y mar: la aviación no era más que un apoyo. Pero gracias a la masiva producción americana de aparatos, la aviación va a desempeñar un papel estratégico mediante los bombardeos. Una sola certidumbre se impone: la victoria sonreirá a aquel de los dos campos que fabrique la mayor cantidad de armamento y descubra a tiempo las irresistibles armas nuevas. Todas las grandes potencias combatientes se transforman en sociedades de guerra, mientras profundos cambios agitan al planeta: las ruinas se amontonan en el mundo; innumerables miserias, antiguas o nuevas, afectan a centenares de millones de hombres; el hambre y las enfermedades devastan países antaño ricos y saludables; millones de judíos, polacos, gitanos y opositores en general se encaminan a las cámaras de gas y a los crematorios; otros millones de seres humanos se convierten en desarraigados y la juventud de todas las naciones se ofrece en holocausto. Y así, poco a poco, el poderío de las naciones se ordena según una nueva jerarquía.

Qué opinan los lectores

Añadir comentario