Sembrando futuro

Rafael Pérez Escolar

Madrileño por los cuatro costados, nació el 11 de abril de 1927. Después de un breve aunque intenso periodo judicial, del que ha dejado constancia en su novela autobiográfica 'El juez de Tinieblas', se consagra al ejercicio de la abogacía y al cultivo de la literatura jurídica, lo que compagina con una copiosa colaboración periodística y diversas actividades parapolíticas en pro de la sociedad civil. Su pasión por la defensa del patrimonio cultural le ha llevado a salvar de la ruina el monasterio cisterciense de Santa María de Bujedo, una labor premiada por Europa Nostra, en donde radica una fundación para el fomento de los estudios históricos de la que es presidente.