El caballero encantado

La desastrosa guerra de Marruecos, la Semana Trágica de Barcelona y la «conjunción republicano-socialista» –de la que Benito Pérez Galdós y Pablo Iglesias son copresidentes– constituyen el marco concreto en que surge «El caballero encantado» (1909), producto de unas decisiones políticas, sociales y estéticas cada vez más alejadas de lo decimonónico. Con esta novela, Galdós ha roto de modo definitivo los esquemas tradicionales del viejo realismo y se adentra con firmeza en los ámbitos de la modernidad, anticipándose incluso a ciertos aspectos del Valle-Inclán de «Luces de bohemia» o de lo real-maravilloso. Y ello con una capacidad crítica más aguda si cabe y con la esperanza en un futuro español e hispanoamericano formado por «reinos descoronados» en que no habrá «tuyo ni mío».
Colección
Nuestros clásicos
Materia
Narrativa, Contemporánea, General
Idioma
  • Castellano
EAN
9788446018940
ISBN
978-84-460-1894-0
Fecha publicación
08-02-2006
Páginas
400
Ancho
12 cm
Alto
17 cm
Periodo
Edad Contemporánea-XIX
Rústica
8,00 €
SIN IVA 7,69 €
Añadir al carrito

Sobre Benito Pérez Galdós

  • Benito Pérez Galdós
    Benito Pérez Galdós (1843-1920) fue un gran y prolífico autor, miembro de la Real Academia desde 1897 y nominado al Premio Nobel en 1912. Su popularidad ante los lectores durante la década de los noventa fue creciendo con su segunda serie de los Episodios nacionales. Viajó por Eu... Ver más sobre Benito Pérez Galdós

Contenidos

ESTUDIO PRELIMINAR 1. Literatura, política, historia 2. El caballero encantado y Teodosia Gandarias 3. Miseria de la crítica 4. Cervantes y otros clásicos 5. ¿Novela, teatro? y el cine 6. Una realidad inverosímil 7. El subconsciente 8. Regeneracionismo 9. Educación 10. El 98 11. Contra la Restauración 12. Revolución y «utopía». Mañana, la libertad BIBLIOGRAFÍA A) Historia y sociedad B) Literatura NOTA PREVIA CUADRO CRONOLÓGICO EL CABALLERO ENCANTADO (CUENTO REAL… INVEROSÍMIL) I. De la educación, principios y ociosa juventud del caballero II. Que trata de las amistades y relaciones del caballero III. Donde se verá el interesante coloquio del caballero Tarsis con sus amigos IV. Cuéntase la rigurosa desdicha del caballero, seguida de sucesos increíbles V. Siguen los prodigiosos y disparatados fenómenos, hasta determinar lo que es final y principio VI. Donde verdaderamente empiezan las verdaderas e inverosímiles andanzas del caballero encantado VII. De la venida de don Gaytán de Sepúlveda, con otros inauditos sucesos que verá el que leyere VIII. Prodigiosa y familiar conversación que tuvieron el caballero y la Madre desconocida IX. Continúa el coloquio entre Gil y la Encantadora X. De la blanda vida pastoril, pasa el caballero a vida más dura XI. Donde brillan con toda claridad la ternura y discreción de la hermosa Cintia XII. Del conocimiento que hizo Gil con el industrioso mercader Bartola Cíbico XIII. Prosiguiendo en su vaga peregrinación, el encantado caballero va camino de Numancia XIV. De la increíble presencia del espíritu de Becerro en las gloriosas ruinas, y de sus hechos y dichos XV. De lo que vio y sintió el caballero en el osario de Numancia XVI. Refiéranse nuevas aventuras y desventuras del caballero peregrino XVII. De las extraordinarias visiones, y del feliz encuentro que tuvo el caballero en su retirada a Calatañazor XVIII. Refiérese lo que el caballero vio y oyó en el mísero y olvidado lugar de Boñices XIX. Donde se cuenta el terrible encuentro del caballero con un desaforado gigante, y cómo luchó con él y le dio muerte, con otros sucesos interesantes XX. De cómo pasaron el caballero y sus amigos de la esclavitud de los Maitines a la no menos insolente y dura de los Gritones XXI. Donde se verá cómo principió el espantoso vía-crucis y horrendo calvario del caballero sin ventura XXII. Refiéranse, con el vía-crucis del caballero, las escenas de pobretería en el corral de Pitarque XXIII. De cómo las picantes aventuras se vuelven dolientes y trágicas XXIV. Allá van los peregrinos, de tierra en tierra, de río en río XXV. Cuéntase lo que le pasó al caballero en la redoma de peces, con otros raros sucesos y visiones XXVI. Del encuentro que tuvo Asur con otro aristócrata, y de lo que hablaron por señas previniendo su desencanto XXVII. Con el desencanto de Asur terminan, por hoy, estas locas aventuras hispánicas

Libros relacionados