Sembrando futuro

Ítaca, el Peloponeso, Troya

Investigaciones arqueológicas

Cuando, en Kalkhorst, aldea del Mecklemburgo-Schwerin, a la edad de diez años, entregué a mi padre, como regalo para la Navidad de 1832, un relato, en un mal latín, sobre los principales acontecimientos de la guerra de Troya, y las aventuras de Ulises y de Agamenón, estaba lejos de pensar que, treinta y seis años más tarde, ofrecería al público un libro sobre el mismo tema, luego de haber tenido la felicidad de ver con mis propios ojos el teatro de esta guerra y la patria de los héroes que Homero ha inmortalizado con sus nombres. HEINRICH SCHLIEMANN Heinrich Schliemann (1822-1890) se presenta como un caso notable y singularísimo en la historia de la cultura occidental; de orígenes muy humildes, llegó a ser, sin embargo, una de las personas más ricas de la Europa del siglo XIX; de una niñez y juventud marcadas por la miseria y por la falta de una formación cultural ordenada y sistemática, su inteligencia privilegiada y su tesón –especialmente su tesón– lo convirtieron en un políglota que llegó a dominar numerosas lenguas; más aún, merced a sus descubrimientos en Troya, Micenas, Orcómeno y Tirinto, llegó a ser una de las personalidades más célebres de su tiempo. Guiado por la atenta lectura de Homero y de Pausanias, Schliemann reflejó, en estos diarios, los asombrosos descubrimientos y peripecias que sirvieron, a la postre, para cimentar la arqueología como ciencia. Publicados simultáneamente en francés y alemán en 1869, han permanecido inéditos hasta hoy en castellano. Hugo Francisco Bauzá, editor y traductor de la presente obra, es profesor en la Universidad de Buenos Aires.
Traductor
Colección
Universitaria
Materia
Antigua, Arqueología, Ciencias humanas y sociales, Historia, Grecia, Lengua y literatura, Contemporánea, Antropología
Idioma
  • Castellano
EAN
9788446030188
ISBN
978-84-460-3018-8
Fecha publicación
09-04-2012
Páginas
176
Ancho
14 cm
Alto
22 cm
Periodo
Edad Contemporánea (XIX y XX)
Rústica
16,50 €
SIN IVA 15,87 €
Añadir al carrito
También disponible en

Sobre Heinrich Schliemann

  • Heinrich Schliemann (1822-1890) fue el descubridor de Troya, así como de otros importantes descubrimientos en Micenas, Tirinto y Orcómeno. Guiado por la atenta lectura de Homero y de Pausanias, Schliemann reflejó en «Ítaca, el Peloponeso, Troya. Investigaciones arqueológicas» los... Ver más sobre el autor

Reseñas

  • «Esta es, quizá, una de las historias más asombrosas del siglo XIX. Y no sólo por el carácter de su protagonista, el arqueólogo Heinrich Schliemann, sino por la extraordinaria naturaleza de sus hallazgos. Schliemann fue, como es sabido, el descubridor de Troya».

    http://www.diariodesevilla.es/article/delibros/1282120/tras/los/pasos/homero.html

    Manuel Gregorio González

     

    «Estos diarios del descubridor de Troya, Micenas, Orcómeno y Tirinto, que han permanecido inéditos hasta ahora en castellano, narran la vida de Hinrich Schliemann al hilo de sus asombrosos hallazgos y peripecias que sirvieron para cimentar la arqueología como ciencia. Con una niñez y juventud marcadas por la miseria y la falta de formación cultural sistemática, el tesón, la inteligencia privilegiada de Schliemann lo convirtieron en un políglota consumado y en una de las personalidades más célebres de su tiempo».

    Revista Geo

     

    .

Contenidos

ÍNDICE GENERAL

ESTUDIO PRELIMINAR

PREFACIO

CAPÍTULO I

Corfú – Identificación de Corfú con la Esqueria de Homero – Etimología de la palabra Corfú– Historia de la isla – Los dos islotes parecen dos goletas – Paleóplis – Los dos puertos homéricos – Kressída Brýsis – Los lavaderos de Nausícaa – Antigua inscripción – Falta de líneas demarcatorias entre las propiedades en Corfú

CAPÍTULO II

Cefalonia – Llegada a Argóstoli, capital de Cefalonia. Fenómeno muy curioso de dos corrientes del mar que se pierden en la ribera a través de pasajes subterráneos, haciendo girar dos molinos – Historia de Cefalonia – Sus productos – Miserable aldea de Samos construida sobre las ruinas de la antigua capital – La acrópolis

CAPÍTULO III

Ítaca – Llegada al puerto de San Espiridón – El sabio guía Panagis Asproieraca – Tradición de Ulises – Vathy, capital de Ítaca – Mención de las principales construcciones de Ítaca – Puerto de Reithron – Topografía y producciones de Ítaca – Puerto de Phorcys – Monte Neion – Gruta de las Ninfas. – Monte Aetos. – Palacio de Ulises – Muros ciclópeos

CAPÍTULO IV

Cima del monte Etos – Magnífico panorama – El cabo Ducato con el Salto de Safo – Antiguo camino – Ruinas ciclópeas – Hojas sobre el monte Etos – Descubrimiento de una pequeña casa y de un pequeño cementerio doméstico con 20 vasos, un ídolo, un cuchillo y una espada – Días de ayuno estrictamente observados de Ítaca – Menú de una cena: papas con cáscara – Antiguas sepulcros – Nuevas excavaciones

CAPÍTULO V

Antiguo camino maravilloso – Grámmata Odyssíos – Campo de Laertes – Lectura de Homero a los habitantes de San Juan y de Leucadia: su entusiasmo y su hospitalidad – Carácter del itacense, ser humano virtuoso – Su patriotismo – Abundancia de los nombres de Penélope, de Ulises y de Telémaco – Ignorancia del clérigo ilustrado según un proverbio en versos griegos – Ciento cuarenta y nueve días de fiesta por año

CAPÍTULO VI

Valle de Polis cubierto de ruinas – Antigua caverna – Sarcófago con inscripción, lanza, espada, escarabajo egipcio, flauta, ídolos, etc. – Acrópolis – La isla Dascalion – Las dos fuentes de agua negra. – Escuela de Homero – Aldea Stavros – Monte Anoge, la Néritos de Homero – Fuente Aretusa – El peñasco Corax (Cuervo) – Ruinas de la estación del divino porquerizo Eumeo – Desaparición de los robles – Enfermedad del olivar

CAPÍTULO VII

En las habitaciones campesinas uno siente revivir la antigüedad clásica – Ferocidad de los perros que se serenan humillándose delante de ellos – Carácter de un viejo de la campiña de Ítaca; su patriotismo, su orgullo nacional, su avidez por instruirse – Baño nocturno – Antiguo camino de Aretusa al palacio de Ulises – Se identificó la pendiente con el monte Palae-Moschata y con el emplazamaiento de la capital homérica

CAPÍTULO VIII

Colinas de Hermes – Los golfos de Etos y de San Espiridón eran los puertos de la capital homérica – Pruebas evidentes de que la isla Dascalión no puede ser la Asteris de Homero – Cordial recibimiento en Leucadia – Partida para Dascalión – Lectura del combate entre las ranas y los ratones – Falsa traducción de la palabra mys en Francia – Error de Apolodoro sobre Asteris – Topografía de la isla Dascalión – Probable posición de la Asteris de Homero – Lecho de piedra con Homero por almohada

CAPÍTULO IX

Exoge – Vegetación lujuriante – Bienestar general – La academia de la aldea – Estudios de los alumnos – Razones que impiden al profesor, a su pesar, enseñar griego antiguo – Conversación en italiano con el alcalde, que me presenta a su mujer Penélope y sus hijos Ulises y Telémaco – Descanso cordial – Nueva lectura de Homero en Leucadia y emotiva despedida – Regreso a Vathy – Últimos adioses

CAPÍTULO X

Llegada a Patrás, Naupacto y Egio – Plátano colosal – Llegada a Galaxidi, Chriso y a la nueva Corinto – Antigua Corinto – Anfiteatro, las famosas Siete Columnas – Casa tallada en la piedra – Cantidad inmensa de vasos funerarios – La famosa fuente Pirene – Acro-Corinto – Grandes excavaciones de los campesinos para encontrar los tesoros escondidos por los turcos – Vista espléndida

CAPÍTULO XI

Evasión nocturna – Escorte – Viaje sobre un mal caballo, sin silla, ni estribos, ni riendas – Silla substituida por un instrumento de tortura llamado sagmárion – Ruinas de Cleones – Fiebres perniciosas – Charvati – Micenas, su historia – Ciudadela de Agamenón con sus inmensos muros ciclópeos y su gran puerta con dos leones en bajo relieve – Tesoro de Agamenón; su gran puerta; sus dos cámaras; los clavos de bronce en las piedras, que prueban que todos los muros estaban revestidos de placas de bronce

CAPÍTULO XII

Carencia de hierro en la antigüedad – Otros dos tesoros – Suelo cubierto de antiguos cascos – Ruinas del templo de Hera – Argos – La acrópolis – Historia de Argos – Mis veintidós guías – Ruinas de la antigua ciudad – La foustanella «vestimenta» – Vino resinoso – Tirinto y los muros ciclópeos – Historia de los tirintios – Nauplia – Leyenda de Palamedes – Pruebas de que el arte de escribir no era conocido en tiempos de Homero – Fortaleza de Palamedes – Los prisioneros

CAPÍTULO XIII

Acro-Nauplia – Pantano de Lerna – La hidra de Lerna – Tortugas y serpientes – Partida de Nauplia – Hidra – Las encantadoras hidriotas – Sphaeria y su población albanesa – Amable sociedad griega – Egina – Su antigua gloria – Sus ruinas – Dificultad de explicar la abundancia de las monedas antiguas – Clima de Egina – Arribo al Pireo y a Atenas

CAPÍTULO XIV

Partida de Atenas – El célebre banquero Andrés Pedreño, de Cartagena – Llegada a Constantinopla y retorno a los Dardanelos – Partida para Bounarbaschi – Innumerables nidos de cigüeñas – Horrible suciedad en lo de mi anfitrión albanés – Nuevo Rocinante sin montura ni riendas – Planicie de Troya – Los treinta o cuarenta manantiales en lugar de dos – La fuente Bounarbaschi – Antiguo canal – Pantano – El Escamandro

CAPÍTULO XV

Inscripción en caracteres desconocidos, que se vuelven legibles si se da vuelta la piedra – Exploración en torno del pretendido emplazamiento de Troya – Curso del Escamandro – El Kimar-Sou – El Doumbrek-Sou o Simunte – Ausencia de todo vestigio de Troya en las alturas de Bounarbaschi – Ruinas de una pequeña acrópolis – Antigua carretera

CAPÍTULO XVI

Los tres túmulos – Falsa tumba de Héctor – Emplazamiento de una pequeña ciudad, que no puede haber sido Troya – Gergis – Escamandria – Comidas y libaciones en honor del río Escamandro – Noche bajo la lluvia en los manantiales – Excavaciones en las alturas de Bounarbaschi sin encontrar el menor resto de viviendas humanas – Imposibilidad de conciliar la distancia entre Bounarbaschi y el mar con los acontecimientos de la Ilíada

CAPÍTULO XVII

Excavaciones en el emplazamiento de la antigua pequeña ciudad que ocupa las alturas de Ballidagh – Lecho del Escamandro – El Timbrio – Timbros – La Kalifatli-Asmak – Naturaleza del suelo de la planicie de Troya – Insalubridad del clima – Ilium-Novum, hoy Hissarlik – Identidad de su emplazamiento con Troya – Colina artificial – Catálogo de obras modernas sobre Troya – Descubrimientos de Frank Calvert – Argumentos extraídos de los antiguos clásicos en favor de esta suposición

CAPÍTULO XVIII

Nómina de argumentos para probar la identidad de Ilium-Novum con la Ilium de Homero. Visita de Jerjes, de Mindaro y de Alejandro Magno – Historia de Ilium-Novum – Razones de las falsas aserciones de Demetrio de Escepsis aceptadas por Estrabón – El Naustathme – Situación del campo griego – Los promontorios de Rhétée y de Sigeo

CAPÍTULO XIX

Pruebas extraídas de la Ilíada de que el espacio entre el campamento griego y Troya era muy corto – El vado del Escamandro – La tumba de Ilo – El Erineo – La encina – La Bella Colina – Antigua confluencia del Escamandro y del Simunte cerca de Troya – Pruebas extraídas de Estrabón, de Licofrón y de Virgilio de que la tumba de Héctor estaba en Ophrynium – Emplazamiento probable de los dos manantiales; cómo han podido darse modificaciones – Ruinas de Ilium-Novum – Fácil recorrida en torno de la ciudad – Situación dominante de Hissarlik

CAPÍTULO XX

Tumba de Esietes – Túmulo de Batiea o tumba de la Amazona Mirina – Udjek-Tépé no puede ser la tumba de Esietes – Cementerios turcos llenos de viejas sepulturas – In-Tépé o tumba de Ayante – Ruinas de Retio – Razones por las cuales el suelo de la llanura de Troya no puede ser de formación aluvional – Grandes lagos sobre la ribera del mar – Rapidez de la corriente del Helesponto – Túmulos de Patroclo, de Antíloco y de Aquiles. – Ruinas de la ciudad de Aquileio – Ciudad de Sigeo – Visita y sacrificios de Alejandro Magno y de Caracalla a la tumba de Aquiles

CAPÍTULO XXI

La ciudad de Yénitchéri – Hermoso panorama de la llanura de Troya – Insomnio sobre el techo de un establo – Tumba de Festo – Antiguo canal – Ruinas – Néochorion – El amable alcalde Georgios Mengioussis y el sabio comerciante lisiado Constantin A. Kolobos – Beschica-Tépé – Udjek-Tépé considerada como la tumba del profeta Elías – Ruinas de una ciudad – Inscripción – Retorno a Buonarbaschi

CAPÍTULO XXII

Nueva visita a Hissarlik – Ophrynium – Partida para Alejandría-Troas – Bosque de encinas – Ruinas grandiosas de Alejandría-Troas – Antiguo puerto – Balas de cañón registradas en las columnas – Carretas de música – La ciudad de Ougik – El travieso Topal – Regreso a Néochorion – Mi denuncia – Partida. – Abundancia de tortugas en la llanura de Troya – Retorno a los Dardanelos – Horrible suciedad en el hotel – Soberbia colección de antigüedades de Frank Calvert

Libros relacionados