La reina Margot

"La reina Margot" constituye el primer volumen de una trilogía centrada en las guerras de religión en las que se vio envuelta Francia durante la segunda mitad del siglo XVI, y que completan "La dama de Monsereau" y "Los cuarenta y cinco". En ella Dumas retrata con maestría las intrigas de la corte francesa utilizando como escenario de partida los esponsales de la infanta Margarita o Margot de Valois y uno de los episodios más sangrientos de la historia: la matanza de la Noche de San Bartolomé, que culminó con el asesinato en masa de hugonotes. La entonces joven infanta es la protagonista de la novela, quien atrapada en las ambiciones de su madre, Catalina, y su hermano, Francisco, se verá envuelta en una turbulenta historia de amor con el soldado protestante La Mole. Una obra que ha dejado una imagen imborrable de la reina Margot en la que mito, leyenda y realidad son indistinguibles.
Traductor
Colección
Básica de Bolsillo – Serie Clásicos de la literatura francesa
Materia
Lengua y literatura, Narrativa, Contemporánea
Idioma
  • Castellano
EAN
9788446027003
ISBN
978-84-460-2700-3
Fecha publicación
21-05-2012
Páginas
656
Ancho
12 cm
Alto
18 cm
Periodo
Edad Contemporánea-XIX
Rústica
18,00 €
SIN IVA 17,31 €
Añadir al carrito
También disponible en

Sobre Alexandre Dumas

  • Alexandre Dumas
    Escritor de novelas, folletines y obras de teatro, Alejadro Dumas (1802-1870) fue uno de los autores más famosos de la Francia del siglo XIX, y que acabó convirtiéndose en un clásico de la literatura gracias a obras como Los tres mosqueteros (1844) o El conde de Montecristo (1845... Ver más sobre Alexandre Dumas

Contenidos

1. Prólogo 1.1. Las tres Margaritas 1.2. La reina Margot 2. La reina Margot Capítulo I. El latín del señor de Guisa Capítulo II. La alcoba de la reina de Navarra Capítulo III. Un rey poeta Capítulo IV. La velada del 24 de agosto de 1572 Capítulo V. Del Louvre en particular y de la virtud en general Capítulo VI. La deuda pagada Capítulo VII. La noche del 24 de agosto de 1572 Capítulo VIII. Los degollados Capítulo IX. Los degolladores Capítulo X. Muerte, misa o Bastilla Capítulo XI. El espino blanco del cementerio de Los Inocentes Capítulo XII. Las confidencias Capítulo XIII. Sobre llaves que abren puertas para las que no estaban destinadas Capítulo XIV. Segunda noche de bodas Capítulo XV. Lo que la mujer quiere, Dios lo quiere Capítulo XVI. El cuerpo de un enemigo muerto siempre huele bien Capítulo XVII. El colega de maese Ambroise Paré Capítulo XVIII. Los resucitados Capítulo XIX. La morada de maese René, el perfumista de la reina madre Capítulo XX. Las gallinas negras Capítulo XXI. Los aposentos de la señora de Sauve Capítulo XXII. «Sire, vos seréis rey» Capítulo XXIII. Un nuevo converso Capítulo XXIV. La calle Tizon y la calle Cloche-Percée Capítulo XXV. La capa cereza Capítulo XXVI. Margarita Capítulo XXVII. La mano de Dios Capítulo XXVIII. La carta de Roma Capítulo XXIX. La salida del Louvre Capítulo XXX. Maurevel Capítulo XXXI. La caza de montería Capítulo XXXII. Fraternidad Capítulo XXXIII. El agradecimiento del rey Carlos IX Capítulo XXXIV. Dios dispone Capítulo XXXV. La noche de los reyes Capítulo XXXVI. Anagrama Capítulo XXXVII. El regreso al Louvre Capítulo XXXVIII. El cíngulo de la reina madre Capítulo XXXIX. Proyectos de venganza Capítulo XL. Los átridas Capítulo XLI. El horóscopo Capítulo XLII. Las confidencias Capítulo XLIII. Los embajadores Capítulo XLIV. Orestes y Pílades Capítulo XLV. Orthon Capítulo XLVI. La hospedería de La Belle-Étoile Capítulo XLVII. De Mouy de Saint-Phale Capítulo XLVIII. Dos cabezas para una corona Capítulo XLIX. El libro de cetrería Capítulo L. La caza al volateo Capítulo LI. El pabellón de Francisco I Capítulo LII. Las investigaciones Capítulo LIII. Acteón Capítulo LIV. El bosque de Vincennes Capítulo LV. La figura de cera Capítulo LVI. Los escudos invisibles Capítulo LVII. Los jueces Capítulo LVIII. La tortura de los borceguíes Capítulo LIX. La capilla Capítulo LX. La plaza Saint-Jean-en-Grève Capítulo LXI. La torre de la picota Capítulo LXII. Sudar sangre Capítulo LXIII. La plataforma del torreón de Vincennes Capítulo LXIV. La Regencia Capítulo LXV. El rey ha muerto: ¡Viva el rey! Capítulo LXVI. Epílogo

Libros relacionados