Pedro J. Ramírez al desnudo

de (Escritor)

Desde Mariano José de Larra, no ha existido en España un periodista más conocido y con más poder que él. Experto en el arte de mentir, fue el inspirador intelectual de los GAL y, poco después, maniobrero en la utilización de la lucha paralela contra ETA que con tanto ardor había defendido para acabar con Felipe González. Tras ser expulsado de Diario 16 intentó quitarle el periódico a su presidente y los que ayudaron a éste a oponerse a la OPA, acabaron fulminados años después desde El Mundo. Desde entonces, ha puesto y quitado ministros y presidentes de Gobierno a su antojo, tiene en sus manos a banqueros y a grandes empresarios y hasta Mariano Rajoy, tras plantarle cara cuando quiso desposeerle de su cargo tras perder las últimas elecciones generales, se ha convertido en uno de sus aduladores. Pedro J. Ramírez es el único reportero español con una piscina ilegal para cuyo uso han tenido que prevaricar presuntamente tres gobiernos; capaz de acusar a un político de corrupción por poseer tres casas cuando él y sus socios tienen veinte; de culpar a un vicepresidente de obras ilegales en su vivienda cuando él ha hecho lo mismo; de tomar parte desde Diario 16 en la fuga de «La Dulce Neus» y posteriormente encarcelar a su abogado por causa de su vídeo-sexual; de encabezar la lucha contra el fraude del lino cuando su familia estaba en falta, y de inventarse una falsa trama del 11-M para tranquilizar su conciencia cuando el PSOE le devolvió la factura al PP por haber utilizado, instado por Ramírez, la lucha contra el terrorismo para ganar las elecciones. Definido por muchos como sórdido personaje ávido de poder, insaciable y pretencioso hasta la desmesura, maquiavélico y diabólico, dominante, absolutista, iluminado, mesiánico, que aspira a tener el universo a sus pies, el mundo en sus manos, es el periodista que más se ha envuelto en la bandera de la libertad de expresión para defender sus asuntos particulares y muchas veces mezquinos. Temido y odiado a partes iguales, fue el inductor de la operación de creación de La Sexta para hundir al imperio de Polanco, y hasta José Luis Rodríguez Zapatero le teme más que a un nublado. «Si algún día tengo que acabar con Ramírez, lo mataré pero a besos», ha dicho. José Díaz Herrera, el periodista que, en una ocasión particularmente delicada, le salvó de ese lugar por donde no pasa ni el expreso de medianoche –según reconoce el propio Ramírez–, descubre ahora la verdadera e inquietante personalidad de un individuo que ha marcado con su impronta el panorama sociopolítico español de los últimos 25 años.
Escritor
Colección
Investigación
Idioma
  • Castellano
EAN
9788496797338
ISBN
978-84-96797-33-8
Fecha publicación
15-10-2009
Páginas
688
Ancho
17 cm
Alto
24 cm
Formato
Rústica
Rústica
12,00 €
SIN IVA 11,54 €
Añadir al carrito

Sobre José Díaz Herrera (Escritor)

  • José Díaz Herrera
    Nacido en Santa Cruz de Tenerife en 1950, es autor y coautor de 17 libros, la mayoría de los cuales ocuparon las listas de los más vendidos manteniéndose entre los grandes éxitos hasta 42 semanas consecutivas en algunos casos. Periodista de reconocido prestigio, estudió en la Uni... Ver más sobre José Díaz Herrera

Booktrailer

Contenidos

Prólogo PRIMERA PARTE I. El Mundo, periodismo de dinamita I. Inspirador intelectual del terrorismo de Estado III. Periodista y cerebro de la trama IV. Love, la úlcera y el amor V. El chico que viajaba en el estribo del tren VI. Diario 16 busca a un killer VII. PSOE: del amor, el desamor y la ira VIII. Periodismo al estilo Luis Candelas IX. El hombre que quiso negociar con ETA X. La Cacatúa y el Cebollo XI. Diario 16: Caín contra Abel XII. El Mundo, el ensayo del sindicato del crimen XIII. Conde-De la Rosa: al servicio de dos delincuentes XIV. Unos socios nada presentables XV. Negocio de pocos, agravio de muchos SEGUNDA PARTE XVI. Ibercorp: la venganza XVII. Un periodista sin alma XVIII. Las trapisondas del hombre que sabía demasiado XIX. Los evangelios según Mario Conde XX. El multimedia que nunca fue XXI. Onda Cero, me la quedo XXII. El triple calvario de Los Albertos XXIII. El fraude del lino y el de El Mundo XXIV. Yellow journalism XXV. El día en que el GAL lo mató dulcemente XXVI. Un trasero, cuestión de Estado XXVII. El tren de medianoche XXVIII. El piscinero de La Veleta XXIX. Mallorca: la guerra de Papa Doc Ramírez TERCERA PARTE XXX. A los enemigos, bala de plata XXXI. Zapatero, mon amour XXXII. 11-M: la conspiración de Pedro J. XXXIII. 11-M: cherchez la femme XXXIV. … y Rajoy cogió su fusil XXXV. La fortuna de la chica del hulahop XXXVI. De robapáginas a marqués consorte XXXVII. El hombre que odiaba el dinero XXXVIII. El cesarismo mediático Epílogo. Libertad, cuántos crímenes en tu nombre