Sembrando futuro

Daniel Roberto Altschuler

Daniel Roberto Altschuler
Nació en Montevideo, Uruguay, hijo de inmigrantes alemanes que huyeron del Holocausto. Se crió hablando alemán en su casa y español en la calle donde también jugaba al fútbol con una pelota de trapo. Ingresó a la facultad de Ingeniería de la Universidad de la República Oriental del Uruguay y luego obtuvo una beca para continuar estudios en la Duke University, en Carolina del Norte, en donde obtuvo su bachillerato en Ingeniería. Obtuvo su doctorado en Física de la Universidad de Brandeis en Massachussets luego de lo cual hizo estudios posgraduados en la Universidad de Maryland. Su trabajo de investigación se relacionaba con los cuásares y el hidrógeno en galaxias. Llegó a Puerto Rico en 1979 ingresando a la facultad de la Universidad Interamericana en San Germán. En 1981 fue nombrado catedrático en el departamento de Física de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras. En 1989 fue invitado a trabajar en el Observatorio de Arecibo, dirigido por la universidad de Cornell, y en 1991 fue nombrado director de esa institución, cargo que ocupó hasta el 2003. Dirige la Oficina de Divulgación Científica del Observatorio, y preside la sección de ciencia del Ateneo Puertorriqueño. Su obra Hijos de las estrellas, publicada en esta misma editorial, es resultado de su preocupación por el poco conocimiento científico que tiene un gran sector del público y de su gran interés en la divulgación científica. Esta obra ha tenido gran aceptación por la crítica y el público. En el 2002 fue premiada por el Instituto de Literatura Puertorriqueña. En inglés, Cambridge University Press la publicó como Children of the Stars y en el 2005 fue publicada en italiano como L' universo e l'origine della vita por Arnoldo Mondadori. En el 2004, el Instituto de Literatura Puertorriqueña le otorgó el segundo premio de periodismo Bolívar Pagán por sus artículos en la prensa sobre temas científicos. Es coautor de la obra Ciencia, pseudociencia y educación, escrita junto con Joaquín Medín y Edwin Núñez, publicada en el 2004 por Ediciones Callejón de Puerto Rico. Vive con su esposa Celia en Hatillo, Puerto Rico, donde su jardín, en el cual ha plantado árboles frutales exóticos, es motivo de mucho orgullo. Le gusta el fútbol y el tenis, el mar y la música desde la salsa hasta el folklore latinoamericano pasando por Nielsen, Sibelius y por los tangos de Gardel. Entre sus autores preferidos se encuentran, Mario Benedetti, Carl Sagan, Max Frisch, Richard Dawkins, Eduardo Galeano, Ernesto Sábato y Fernando Savater.