Otros Clásicos



La mayoría de los cuentos tradicionales nacieron con la idea de enseñarnos algo

Akal Chirimbote. Serie Otros clásicos

Frida y Zapata y la Flor de la Muerte

¡Toc, toc! ¿Abrimos la puerta a otro mundo? Hoy entramos al México de la Revolución, el de 1910, pero también al de las vivas y los muertos, de las muertas y los vivos, que a veces se cruzan de un lado a otro, para que el mundo (el nuestro, el real) sea un poquito mejor. Frida Kahlo y Emiliano Zapata son de esa época. Cada cual, a su modo, puso el cuerpo y el corazón para construir mundos más justos y felices. Se llevaban 28 años de diferencia, pero Frida siempre admiró la Revolución que lideró Zapata, y su legado. Esta es una leyenda, donde la muerte es parte de la vida y del ciclo de la naturaleza. .

VER MÁS

Otra caperucita roja

mucho tiempo atrás, Caperucita Roja era una forma de advertirnos que no debíamos confiar en desconocidos y había que hacer siempre lo que nos decían madres y padres. Pero todas esas historias también cuentan algo más: que si no fuera por el cazador, el príncipe o el mago, no habría final feliz. Entonces, las caperucitas de todo el mundo, cansadas de esto porque ellas eran iguales de valientes, decidieron escribir su propia historia... "Había una vez una niña muy valiente. Era la que trepaba más alto a los árboles, la única que se atrevía a salir cuando hasta las estrellas se ocultaban y la que hacía las preguntas más difíciles… Porque para ser valiente no basta con actuar distinto, también hay que pensar diferente".

VER MÁS

Otra Cenicienta

Cordelia (el verdadero nombre de nuestra Anti Cenicienta) quiso escribir su propia historia. Y para lograrlo, de la mano de la abuela Coralina, revisitó los cuentos de todo el mundo que la tienen como protagonista, y que se vienen escribiendo ¡desde hace dos mil años! Así, Cordelia descubrió que no tenía nada que ver con la famosa sirvienta enamorada de un príncipe azul, sino que era una guerrera inteligente y muy lectora, que descifraba acertijos para salvar al pueblo... Y no solo eso, nunca sufrió bullyng por parte de sus hermanas, sino todo lo contrario: hicieron alianza entre las tres para rescatar al rey, su padre, con su sabiduría ancestral. ¿Y el zapatito de cristal? Un misterio que se develará al final del cuento....

VER MÁS

Antiespejito

Espejito, espejito ¿quién es la más bella del lugar? Por eso nuestra princesa del espejo se transforma en nuestra heroína Frida Kahlo, que usó su propio rostro en ese cristal para crear muchos mundos a través de la pintura y del arte. Frida usó su “antiespejito” para mirarse como más quería, ¿por qué no usar uno nosotras? Queremos espejos que nos muestren como somos en realidad: de muchos tamaños y colores, despeinadas, con picaduras de mosquitos, con piojitos en la cabeza, con moños deshechos de tanto movernos y con una sonrisa gigante de gustarnos como somos

VER MÁS